IDM MEDICAL instala desfibriladores en la via publica con sistemas de geolocalización y contacto directo con 112 emergencias

Tudela ya cuenta con su primer desfibrilador a pie de calle para su uso público en caso de acontecer alguna emergencia cardiorrespiratoria que lo precise. Se ubica a la altura del número 5 de la Avenida Central y su instalación ha sido fruto de la iniciativa privada.

El médico tudelano Juanjo Blasco solicitó al ayuntamiento la autorización , y después hizo partícipes de esta idea a comercios de la zona, que asumieron la propuesta. De este modo, el Centro Médico Blasco, la Cafetería Central, Peluquería Pili, Telepizza, Mateo Muñoz Olivetti, Movistar, Yoigo, Sanbikes y la Lavandería 365 han financiado la instalación del desfibrilador por parte de la empresa IDM Medical, y se encargarán de su mantenimiento -10 euros al mes para cada uno-. “Además, y lo que es más importante, todos los comercios tienen personal formado en reanimación cardiopulmonar, de modo que podemos decir que en este momento esta zona es la más cardioprotegida de Tudela”, ha afirmado Blasco. Como ha explicado, es una iniciativa pionera por el hecho de que “la iniciativa privada, unos comercios, se hayan juntado para poner un desfibrilador en la calle”. “Estoy seguro de que si en Tudela se expande, pronto se extenderá a otras ciudades”, ha matizado.

La inauguración del desfibrilador ha reunido hoy a un buen número de personas, entre las que se encontraban varios ediles. Además, IDM Medical ha realizado una demostración de su uso.

Blasco ha manifestado que el aparato está disponible para cualquier persona que pueda saber utilizarlo en caso de que vea en la calle a alguien que lo necesite. “Rompe el precinto de la torre donde está el aparato y coge la maleta donde está el desfibrilador. En ese momento se activa un sistema que avisa a la policía y a emergencias de que se está usando, y está geolocalizado, de modo que saben donde estás. El primer paso es llamar al 112; el segundo, hacerle masaje cardiaco; y el tercero usar el desfibrilador -siguiendo las instrucciones- y esperar a que llegue la ambulancia”, explica